Historia del Velo de Novia

Cuenta la leyenda que existía un bella y enamorada joven Mazahua, originaria de Temascaltepec, a contadas horas de llegar al altar.

Todo parecía transcurrir perfecto; si no fuera por una antigua amiga del novio que estaba perdidamente enamorada de él, quien sentía celos y envidia por la bella joven.

La noche previa a la boda, aquella mujer le dio a beber una pócima al prometido, que lo adormeció y dejo inconsciente, hasta llevarlo a su cama.

Al llegar la hora de la boda, la bella Mazahua se encontró plantada en el altar, y al tratar de localizarlo se enfrentó con una escena que jamás olvidaría, su hombre entre los brazos de quien se llamaba su “amiga”.

Ese cuadro la hirió de tal manera que salió corriendo a las afueras del poblado hasta llegar a la cascada de Tenantongo , donde luego de recordar la escena decidió aventarse hacia el vacío provocando su muerte. Todo lo que quedó fue su hermoso velo de novia atorado en una roca.

Pasaron algunas horas antes de que el velo fuera encontrado por el novio, y al momento de desprenderlo de la roca, se desbocaron lágrimas que provocaron que creciera el cauce del agua formando una especie de tul. 

Al transcurrir los días, aquel hombre arrepentido y lleno de lágrimas, arrancó su corazón desesperado y lo lanzó al vacío; al caer, este se convirtió en roca al lado de la cascada y su sangre, en un pequeño salto de agua, que hace sonar  su corazón para demostrarle su amor por toda la eternidad.

Ubicación al Velo de Novia

Dirección: Vega de Valle, Avándaro, Valle de Bravo, Edo. de México

¿Que hacer en Velo de Novia de Valle de Bravo?

La Cascada de Velo de Novia en Valle de Bravo es parte del Parque Ecológico Velo de Novia. Es una cascada que tiene 35 metros de caída y se alimenta de manera natural del arroyo San Juan. 

Ahí mismo cerca de la cascada encuentras un lugar para descansar con mesas, bancas. asadores para que pases un día excelente en medio de la naturaleza.

Además de todo esto puedes montar a caballo, comprar alguna artesanía o realizar un paseo guiado por la reserva.